fbpx

El programa a bordo

Viajes de aventura y desarrollo personal, ¿cómo funciona eso?
La experiencia en Atyla es hermosa y memorable, pero también dura y llena de desafíos.

Algunos de estos desafíos provienen de llevar el barco, otros provienen de vivir a bordo y otros son propuestos por la tripulación para ayudarte a involucrarte más, disfrutar más y conocerte mejor.

Con la mentalidad correcta y la orientación adecuada, la experiencia puede ayudarte a desarrollar una serie de habilidades que son esenciales para la vida de cualquiera.

Las 8 habilidades de nuestro programa

Comunicación intercultural

El barco (como el mundo) es un contexto multicultural donde se requiere colaboración. Exploramos herramientas como la autoconciencia, la escucha activa y la asertividad, y actitudes como valorar y apreciar las diferencias y similitudes entre culturas e identidades.

Inteligencia emocional

Comprender, procesar y expresar tus sentimientos. Prestar atención, empatizar y comprender los sentimientos de otras personas. Todo esto es clave para construir relaciones equilibradas, saludables y satisfactorias con los demás y con nosotras/os mismas/os.

Pensamiento crítico

Escuchar, comprender y poder cuestionar puntos de vista. Articular, poner a prueba y aclarar nuestros valores y creencias y poder interactuar con los de los demás. Poder admitir que estamos equivocadas/os en algo y poder explicar por qué podríamos tener razón.

Trabajo en equipo

La experiencia a bordo es perfecta para formar parte de la creación y el desarrollo de un equipo. El compromiso, la confianza, la calidez y el desarrollo de roles afectarán a la forma en que el equipo funciona, tanto en el día a día como en situaciones extremas.

Liderazgo

Parte de las dinámica de equipo son las dinámicas de liderazgo y los estilos de liderazgo de sus miembros. La voz, la participación, el compromiso, la toma de decisiones y el empoderamiento son parte de esto. ¿Qué tipo de liderazgo es más natural para ti? ¿Qué tipo te inspira más?
Responsabilidad Atyla Life Skill Soft Skills Entrenamiento Practicando

Responsabilidad

Todo lo que hacemos afecta a nuestro medio. Todo lo que hacen los demás puede afectarnos. Un entorno reducido como Atyla, donde se magnifican las consecuencias de nuestros actos, es el escenario perfecto para aprender sobre responsabilidad. Entrenar la atención ayuda en este proceso.

Coraje

El miedo puede ser tu peor enemigo o un amigo muy útil. Comenzamos este proceso cultivando la humildad y la vulnerabilidad para observar el miedo. Luego tratamos de aprender cómo y cuándo enfrentarlo. El objetivo es domarlo y usarlo para tu ventaja.

Resiliencia

El barco (como el mundo) es un entorno cambiante donde los planes se alteran constantemente. Así aprendemos a aceptar la incertidumbre, afrontar los cambios y adaptarnos a ellos. Afortunadamente, Atyla también es un entorno controlado con una tripulación preparada, donde podemos entrar de manera segura a la zona de aprendizaje.
Habilidades blandas Habilidades para la vida Experiencia de aventura Navegación Entrenamiento de vela Barco Atyla

Estas habilidades afectan todos los aspectos de tu vida. Algunos de ellos incluso afectan a tu relación contigo misma/o. Por eso hablamos de desarrollo personal: porque te ayuda a ser mejor persona.

Por supuesto, el desarrollo personal también significa desarrollo profesional. Muchas de las habilidades que desarrollas durante tu aventura también te ayudan a ser mejor trabajador/a, mejor jefa/e y mejor emprendedor/a.

Y no nos olvidemos del desarrollo social: Estas habilidades te convienten en un miembro más consciente, más responsable y más constructivo de la sociedad.

Aprendiendo a navegar

Muchas de las personas que vienen a Atyla también lo hacen porque les encanta la idea de navegar un gran velero y aprender los conceptos básicos de la navegación a vela.

Por supuesto, los desafíos relacionados con tripular y llevar el barco son una oportunidad para aprender a navegar. Puedes aprender todos los detalles que quieras porque la mayoría de la tripulación son marineras/os expertas/os.

Retos y reflexiones

Durante cada viaje, los miembros de la tripulación proponen retos de acuerdo con su rol a bordo, sus intereses y su experiencia. La/el coach además mantiene una visión general de los retos y se asegura de que haya suficiente variedad.

La mayoría de las veces, quien propone el reto no dice "aprended de mí", sino "aprendamos de los demás" o "aprendamos haciendo".

Algunos retos son competitivos, pero en la mayoría (al igual que en la vida) compites principalmente contigo misma/o. El resultado del reto no es tan importante como lo que aprendes al afrontarlo.

Atyla Ship Participants Challenge Reflexion Post Actividad grupal relajada

Algunos de los retos requieren un momento de reflexión, ya sea en grupo o individualmente (o ambos).

Esta reflexión intenta responder a todas o algunas de estas preguntas:

¿Qué aprendí durante este reto...

  • de mi actitud cuando se propuso?
  • de lo fácil/difícil fue para mí afrontarlo?
  • del resultado final?
  • de mi interacción con los demás?
  • en relación con una o más habilidades vitales?

¿Quién navegará contigo?

Tipos de retos

Hay muchos retos que pueden ser parte de nuestros viajes.
Una buena manera de imaginarlos mejor es agrupándolos según atributos específicos:

Según el motivo del reto:
  • Operativo: Porque el barco necesita ser llevado a su destino de forma segura y en buen estado.
  • Comunal: Porque somos un grupo de personas que no se conocen mucho, y necesitan compartir un pequeño espacio que se mueve en medio del mar.
  • Interesante/Lúdico: Porque queremos vivir la aventura, interactuar los demás, aprender y hacer cosas nuevas.
Según cómo se hace el reto:
  • Colaborativo: Tratando de lograr sinergias.
  • Competitivo: Para impulsar la motivación y la creatividad (por supuesto, es una competencia lúdica).
  • Todas las anteriores: Puedes formar parte de un grupo que compite con otro grupo.
  • Ninguna de las anteriores: Desafíos individuales en los que no es necesario interactuar con otras personas.
Según cómo te involucra el reto:
  • Mental: Pone a prueba tu concentración o tu memoria.
  • Físico: Puede ser cansado o incluso agotador.
  • Emocional: Explorando tus emociones y tu conexión con ellas.
  • Comunicativo: Expresándote y tratando de entender mejor a los demás.
Según a quién se dirige el reto:
  • A todas/os ¿Quién acepta el reto?
  • A todas/os las/os Participantes.
  • A los miembros de una guardia.
  • A alguien enconcreto.
Según cómo se hace la reflexión posterior:
  • En grupo: Se organiza un momento para que quien quiera pueda compartir su experiencia, conclusiones y pensamientos.
  • Cara a cara: Ya sea con la persona que propuso el desafío, con la/el coach o con otra/o aventurera/o.
  • Internamente: Con uno mismo.
De acuerdo con la "fecha límite" del desafío:
  • Instatáneo: Sucede justo después de proponerse.
  • Con una fecha límite durante el viaje: por ejemplo, mañana a la hora del almuerzo o cuando lleguemos a puerto.
  • Con una fecha límite despues del viaje: Puede ser una fecha concreta (por ejemplo, en un año a partir de ahora) o abierta (por ejemplo, la próxima vez que visites a un pariente).
  • Para toda la vida: Algunos retos no tienen una fecha límite como tal, se quedan contigo todo el tiempo que quieras.

¿Suena como un buen plan?

¡Reserva tu viaje hoy y disfruta de cancelación gratuita durante 15 días!
Apúntate como participante
La experiencia completa de Atyla
Apúntate como participante premium
La experiencia completa con algunos extras